Inicio/Suelo/Prevención y control de la contaminación del suelo
Navegación

Actividades potencialmente contaminantes del suelo

Son actividades potencialmente contaminantes del suelo (APCS): aquellas actividades de tipo industrial o comercial en las que, ya sea por el manejo de sustancias peligrosas ya sea por la generación de residuos, pueden contaminar el suelo.

Es decir son actividades que “pueden” contaminar el suelo en el que se ubican, lo cual no implica que el desarrollo de la actividad contamine el suelo en todo caso, ya que si esta se desarrolla con las suficientes medidas de precaución y seguridad puede evitarse la contaminación del suelo. Por ello, la normativa establece, como veremos a continuación, una serie de medidas de prevención y control, así como obligaciones de los titulares de dichas actividades y de los propietarios de suelo en los que se haya desarrollado alguna de ellas, tendentes a evitar que el suelo pueda llegar a estar contaminado.

La relación de actividades potencialmente contaminantes es la siguiente:

  • Las incluidas en el Anexo I del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero.
  • Las empresas que producen, manejan o almacenan más de 10 toneladas por año de una o varias de las sustancias incluidas en el Real Decreto 363/1995, de 10 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento sobre notificación de sustancias nuevas y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas.
  • Los almacenamientos de combustible para uso propio según el Real Decreto 1523/1999, de 1 de octubre, por el que se modifica el Reglamento de instalaciones petrolíferas, aprobado por el Real Decreto 2085/1994, de 20 de octubre, y las instrucciones técnicas complementarias MI-IP03, aprobada por el Real Decreto 1427/1997, de 15 de septiembre, y MI-IP04, aprobada por el Real Decreto 2201/1995, de 28 de diciembre, con un consumo anual medio superior a 300.000 litros y con un volumen total de almacenamiento igual o superior a 50.000 litros.

Obligaciones de los titulares y propietarios de actividades potencialmente contaminantes del suelo

Obligaciones de los TITULARES de Suelo donde se asiente una APCS:

El Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, que entró en vigor el 7 de febrero de 2005, estableció un plazo de dos años para que los titulares de las Actividades Potencialmente Contaminantes remitiesen al órgano competente de la comunidad autónoma en la que se ubiquen un Informe Preliminar de Suelo con el contenido y alcance que recoge en el Anexo II de dicho Decreto.

Mediante la Orden PRA/1080/2017, de 2 de noviembre, se modificó el anexo I del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, incluyendo nuevas actividades potencialmente contaminantes del suelo y se estableció un nuevo plazo desde su entrada en vigor (10/11/2017) para que los titulares de estas nuevas actividades presentaran al órgano competente de la comunidad autónoma el citado Informe Preliminar de Suelo.

Así mismo, los titulares de Actividades Potencialmente Contaminantes del Suelo están obligados a remitir al órgano competente de la Comunidad Autónoma un Informe de Situación de Suelo, con el contenido y periodicidad que determine este órgano, particularmente en los supuestos de establecimiento, ampliación y clausura de la actividad.

Obligaciones de los PROPIETARIOS de Suelo donde se HAYA ASENTADO una APCS:

Los propietarios de suelos en los que se haya desarrollado en el pasado una actividad potencialmente contaminante del suelo están obligados a presentar un Informe de Situación del Suelo cuando se solicite licencia o autorización para:

  • Una actividad diferente de las actividades potencialmente contaminante del suelo.
  • Un cambio de uso del suelo

Cuando se trate de Actividades Potencialmente Contaminantes del Suelo que a su vez estén sujetas a Autorización Ambiental Integrada, según lo dispuesto por la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, se considera presentado el Informe Preliminar de Suelo si su contenido se encuentra recogido en la documentación presentada junto a la solicitud de Autorización Ambiental Integrada (AAI). Es decir, cuando el Informe Base que se presente junto a la solicitud de AAI contenga la información mínima que se indica para el Informe Preliminar o de Situación del Suelo.

Cuando se trate de Actividades Potencialmente Contaminantes del Suelo que a su vez estén sujetas a Autorización Ambiental Sectorial, según lo dispuesto por la Ley 4/2009, de 14 de mayo, de protección ambiental integrada, junto con la solicitud de dicha autorización deberá presentarse el Informe Preliminar de Situación de Suelo. (art. 46)

Inscripción registral

Los propietarios de fincas en las que se haya realizado alguna de las actividades potencialmente contaminantes estarán obligados a declarar tal circunstancia en las escrituras públicas que documenten la transmisión de derechos sobre aquellas.

El informe preliminar de suelo contaminado

La finalidad del informe preliminar de situación del suelo (IPS) es valorar la posibilidad de que se hayan producido o se produzcan contaminaciones significativas en el suelo sobre el que se asienta o se haya asentado alguna de las actividades potencialmente contaminantes del suelo.

La realización del informe preliminar de situación del suelo no supone la obligación de realizar ningún tipo de ensayo o análisis específico para este fin, y podrá elaborarse a partir de la información generada en cumplimiento de la legislación vigente en materia de residuos y sustancias peligrosas, pudiendo los interesados recoger en el cuanta información consideren conveniente para una mejor valoración de la situación de los suelos.

No obstante, examinado el informe preliminar de situación del suelo, el órgano autonómico competente podrá requerir al titular de la APCS o al propietario del suelo informes complementarios más detallados, datos o análisis que permitan evaluar el grado de contaminación del suelo, que en todo caso deberán realizarse de acuerdo con los criterios y estándares que se establecen en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero.

El contenido mínimo del IPS se recoge en el Anexo II del RD 9/2005, de 14 de enero.

Constando de los siguientes apartados:

  1. Datos generales de la actividad.
  2. Materias consumidas.
  3. Productos intermedios o finales de carácter peligroso.
  4. Residuos o subproductos generados.
  5. Almacenamiento.
  6. Áreas productivas.
  7. Actividades históricas.

Cuando la titularidad de la propiedad del suelo se haya adquirido con posterioridad al cese de la actividad, y se den las circunstancias que les obliga a presentar el informe de situación del suelo, según se ha indicado anteriormente, el contenido mínimo de este será el correspondiente a los apartados 1 y 7 anteriores.

Accesos directos